Terminó el conflicto con los presos de Devoto y amplían la mesa de diálogo

Terminó el conflicto con los presos de Devoto y amplían la mesa de diálogo

El viernes 24 de abril, el penal de Devoto fue fuego, balazos de goma, armas tumberas y gritos. Los reclusos se pararon en los techos de la cárcel con un reclamo que los unió frente al coronavirus: "Nos negamos a morir en prisión". 

El miedo al COVID-19 en situación de encierro empujó la revuelta. Los rumores de que el virus había ingresado a los pabellones había comenzado a circular semanas antes. También se hablaba -y se habla- de una estrategia política para obtener domiciliarias.

Pero los pabellones estallaron cuando se confirmó el primer caso: un guardia del Servicio Penitenciario Federal que dio positivo. Fueron horas tensas. Enfrentamientos entre uniformados y presos dejó heridos en ambos bandos. Incluso, dos internos recibieron balas de plomo.

Al mismo tiempo, en la capilla de la cárcel, los referentes de los reclusos llegaban a un acuerdo con autoridades del SPF, representantes judiciales y el secretario de Justicia, Juan Martín Mena: la conformación de una mesa de diálogo para tratar las demandas de la población carcelaria en el contexto de la pandemia.

La primera reunión fue al día siguiente. El segundo encuentro llegó el 30 de abril. Antes, se confirmaron dos casos de internos infectados y parecía que la tregua podría romperse por la ausencia en la mesa del número dos en el Ministerio de Justicia que dirige Marcela Losardo.

Pero este miércoles, Mena estuvo presente en Devoto para firmar el fin del conflicto. Los líderes de los pabellones se comprometieron a retomar el funcionamiento normal de la penitenciaría en todos sus aspectos: seguridad, alojamiento y disciplina, siempre, con los recaudos de profilaxis en virtud de la pandemia declarada.

Fue Mena quien propuso una mesa de trabajo más amplia, en el ámbito del ministerio que representa u otro que se designe de inmediato, para "incorporar a diversos actores que han ofrecido su colaboración para atender los déficits históricos del sistema penitenciario".

La intención es "que pueda iniciarse una metodología de trabajo concreta y permanente sobre las propuestas realizadas y el mejoramiento de las condiciones de detención".

No todo termina hoy. El próximo 20 de mayo volverán a reunirse. Aunque se dio por superado el conflicto, la mesa de diálogo continuará periódicamente para ser informada de los avances que se produzcan respecto a los reclamos de los presos.

1. Conformar un grupo de trabajo que aborde la temática penitenciaria en forma “integral”, fuera de este contexto pero que trabajaría en paralelo con esta mesa de diálogo, sumando distintos actores sociales y representación del colectivo de personas privadas de la libertad más allá de las ya asumidas representaciones del Estado.


2. Los representantes de los pabellones y las autoridades presentes concuerdan que el “conflicto/reclamo colectivo” iniciado el 24 de abril ha quedado concluido. Por lo que todos los actores de esta mesa de diálogo deben arbitrar los medios necesarios para retomar el normal funcionamiento del establecimiento en todos los aspectos de seguridad, alojamiento y disciplina con los recaudos de profilaxis en virtud de la pandemia declarada.

3. Se mantiene el compromiso de continuar y reforzar el mejoramiento de las condiciones de higiene, salud, prevención del COVID-19 (siguiendo los protocolos del Ministerio de Salud de la Nación, SPF y OMS, comunicando los mismos a la poblacióin panal) y en la alimentación como fuera asumido en la mesa del 30 de abril.

4. Trabajar en el mejoramiento de los criterios criminológicos e informes que elabora la autoridad penitenciaria.

5. Mantener la periodicidad de las reuniones de esta mesa de diálogo donde se pondrá en conocimiento de los integrantes del avance de los trabajos realizados en diferentes áreas y que fueran objeto de las solicitudes de los representantes de los internos.

6. Se mantuvo el compromiso asumido de no realizar traslados y ninguna otra medida que implique represalias por el reclamo formulado el día 24 de abril.

7. Los representantes de los pabellones ofrecen colaborar con las refacciones y/o reparaciones edilicias en lugares de alojamiento como así también presentaron un proyecto denominado “Ayuda Humanitaria” para la confección de productos de higiene y salud en el marco de la pandemia por COVID-19.

(Terrirorio)