“Creo que Maradona no arma el equipo, él es más marketing”: la fuerte frase de un jugador de Gimnasia

“Creo que Maradona no arma el equipo, él es más marketing”: la fuerte frase de un jugador de Gimnasia

Diego Maradona, entrenador de Gimnasia (REUTERS/Agustin Marcarian)

Diego Maradona, entrenador de Gimnasia (REUTERS/Agustin Marcarian)

Brahian Alemán regresó a Gimnasia de La Plata como una de las grandes apuestas por parte de la dirigencia para que el equipo enderece el rumbo y logre la ansiada permanencia en la Primera División del fútbol argentino. Sin embargo, bajo el mando de Diego Armando Maradona, el mediocampista uruguayo nunca logró tener la continuidad que anhelaba.

Aunque durante gran parte de la entrevista con Ovación el volante fue elogioso para con el director técnico y ponderó su bondad y trabajos para la unión del grupo, sorprendió al deslizar que el campeón del mundo en México ‘86 no es el encargado de elegir a los 11 futbolistas que salen al campo de juego.

“Tenerlo a Diego como entrenador es un gran orgullo. El día que llegó no lo podíamos creer. Se decía que podía ser el técnico de Gimnasia, pero nosotros lo tomábamos con pinzas porque era muy difícil. Pero los rumores crecían y un día apareció el hombre en el estadio. Nos quedamos todos mudos. Hoy ya es uno más. Siempre está contento, tirando chistes. Es muy positivo, siempre con buena onda y arengando en las prácticas. La verdad que es un crack con todas las letras”, comenzó su relato el charrúa, que volvió a la institución tras un paso por el Al-Ettifaq de Arabia Saudita.

Brahian Alemán no tuvo continuidad en Gimnasia con Diego Maradona (@gimnasiaoficial)

Brahian Alemán no tuvo continuidad en Gimnasia con Diego Maradona (@gimnasiaoficial)

Debido a algunas lesiones (desprendió la fascia y esguince de rodilla), el experimentado mediocampista perdió terreno en la consideración del cuerpo técnico. “No me tenían en cuenta pero andaba muy bien en las prácticas, me lo decían mis compañeros y la gente del club que ya me conoce. No era Diego el que no me ponía, hay un cuerpo técnico muy amplio. Y hay que respetar las decisiones. Hay que ser respetuoso y acompañar al equipo. Y siempre con la mejor onda”, explicó.

Sin embargo, con el correr de la entrevista, soltó una llamativa frase: “A mí me resalta constantemente y me hace alguna broma. Y si hago un gol de afuera del área, se pone muy contento y lo grita. Creo que no era él que no me ponía, me parece que no es el que arma el equipo. Él es más marketing”.

Con Diego Armando Maradona sentado en el banco de suplentes, Alemán solamente disputó 8 partidos por Superliga y 1 por Copa Argentina. Además, estuvo fuera de la convocatoria en 4 de las últimas 5 presentaciones de Lobo.

“Trabaja en la ofensiva con nosotros y aunque no se puede mover mucho ni pegarle a la pelota está ahí en la mitad de la cancha. Gritando y te muestra cómo pegarle en las tareas de definición. Tiene la rodilla muy mal y no puede casi pegarle, pero te explica cómo hacerlo. Es un tipo muy bicho y lo tiene todo muy claro. Aprendemos mucho de él y él de nosotros porque nos lo dice”, comentó.

No obstante, valoró la sencillez de Maradona en la intimidad: “Lo que más me llamó la atención es la memoria que tiene. Te empieza a hablar y a contar cosas de hace años y se acuerda de todo. Clarito, no tiene nada que ver con lo que muestran en la tele. Siempre le muestran el lado malo. Pero cuando lo tenés todos los días te das cuenta cómo es, lo humilde que es. Si le llegás a decir ‘Diego, que buenos están esos lentes’, se los saca y te los da. Y un día que estábamos concentrados en Ezeiza era el cumpleaños de Maximiliano Comba y del Patito Monti, él esperó que fuera medianoche para darles sus regalos. Dos perfumes y de nivel. Está en todos los detalles. También nos regaló un rosario de plata, enorme, con un crucifijo. Siempre está pensando en el grupo”.

 

 

 

 

(Fuente: Infobae)